MARIANO GALVÁN, LA GRAN PÉRDIDA DE 2017

Así se definía el andinista argentino, dado por fallecido en el Nanga Parbat, en un reportaje en la edición número 136 de la Revista AVENTURA de diciembre de 2012.

Compartir

Nombre: Mariano Galván

Fecha de nacimiento: 17 de marzo de 1980

Lugar: Trelew (Chubut)

Lugar de residencia: Ciudad de Mendoza

Profesión: Guía de alta montaña.

Sus comienzos: El amor por la naturaleza me llevó a empezar con carreras de aventura, atletismo, triatlón, buceo… Luego Mendoza me hizo enamorarse en profundidad de las montañas. Las montañas son el máximo exponente de la vida en la naturaleza.

Un lugar para escalar: El Chaltén

Alguien con quien escalar: Mauricio Paeras. Es un amigo de la montaña, y, por lo tanto, un amigo para toda la vida. Es humilde y tiene una capacidad extraordinaria. Nunca se pone nervioso, y eso es fundamental para encarar cualquier expedición. Además, tiene la capacidad física de sacarte de cualquier lado como compañero de cordada. Nuestro estilo y nuestro compromiso con la montaña son iguales.

Una montaña: Aconcagua. La baja presión que se tiene en la cumbre, la sequedad del aire, las distancias largas son componentes ideales para realizar una buena aclimatación para ir al Himalaya. Aconcagua es mi casa y mi escuela. A ella le debo mi éxito en los ochomiles.

Una frase: “Las montañas no son estadios donde satisfacer mi ambición deportiva, son catedrales donde práctico mi religión… voy a ellas como la gente va a su fe. Desde la altura imposible de sus cimas veo mi pasado, sueño con el futuro y con inusual claridad puedo sentirme en el presente… mi visión se clarifica, mis fuerzas se renuevan. En las montañas celebro la creación. En cada viaje a ellas renazco” (Anatoli Boukreev, escalador kazajo que realizó siete ascensiones a ochomiles sin ayuda de oxígeno suplementario, fallecido en 1997 en el Annapurna).

Una imagen: La fila de internas que alumbraban la primera parte del glaciar del Everest, un espectáculo increíble, como las luces de una autopista vistas desde un avión. El panorama que se tiene desde la cumbre sur, que permite contemplar el lado nepalí y el lado tibetano al amanecer.

Un hobby fuera de la montaña: Parapente y buceo.

Un lugar para descansar: Tailandia.

Un libro para una salida: Besa o mata, Mark Twight.

Música para disfrutar: Playing for Change