¿ESTA PÍLDORA PUEDE MEJORAR TU RENDIMIENTO EN LA MONTAÑA?

Su nombre es Jonathan Scheiman y es microbiólogo de la Escuela de Medicina de Harvard (Massachussets, EE.UU.). El científico obtuvo resultados sorprendentes luego de un estudio que presentó ante la Sociedad Química Americana y que apunta al mundo de la ultrarresistencia.

Compartir

Scheiman se dedicó a analizar muestras fecales de ultrarunners, de los que no se han hecho públicos los nombres. De acuerdo con los resultados, observó que éstas “cuentan con un nivel elevado de microorganismos que descomponen los carbohidratos y las fibras”, por lo que su capacidad para extraer energía de la comida es mayor que la del resto de personas.

Por otra parte, el microbiólogo realizó otro estudio, para lo cual tomó, por un lapso de 20 días, las heces de 20 runners que formaron parte del maratón de Boston (2015), durante una semana antes y después de la carrera. En este caso, la investigación arrojó que, en estas muestras, se encontraron una gran colección de bacterias capaces de romper el ácido láctico, el derivado que generan nuestros músculos después de un esfuerzo continuado.

¿Será ésta una buena noticia para los ultramaratonistas? Todavía está por verse. Habrá que seguir de cerca los avances de los resultados de más investigaciones. Y observar, al mismo tiempo, cómo podría impactar en los estrictos controles de dóping a los que se someten los deportistas en la alta competencia.