CAMARAS DE OTRO PLANETA

Los astronautas de las misiones Apolo captaron con ellas la superficie de la Luna y su calidad superlativa hace que todos los amantes de la fotografía sueñen con usar los productos de la marca sueca Hasselblad.

Compartir

LA CÀMARA LUNAR

  • Las primeras huellas del hombre sobre la Luna fueron inmortalizadas gracias a una cámara Hasselblad. Esas imágenes quedaron entre las más icónicas de la historia de la fotografía y, claro está, dentro de las que documentan la aventura y la exploración de lo desconocido.

Como parte de las misiones Apolo 11 a 17 de la NASA, entre 1969 y 1972, 14 cámaras Hasselblad fueron enviadas a la Luna con los astronautas, pero solo una de la Apolo 15 se trajo de vuelta a la Tierra. El resto se abandonó para ahorrar peso en el viaje de regreso. La única cámara lunar que re- tornó fue vendida en una subasta durante el año 2014 por 910 000 dólares. Los astronautas utilizaron cámaras Hasselblad 500 EL/70 (con respaldo de 70 mm) y lentes Zeiss Biogon 5.6/60 mm con filtro polarizador.

TRANSFORMÁ UN CELULAR EN UNA SUPERCOMPACTA

  • Hasselblad True Zoom convierte smartphones de Motorola en cámaras de alta calidad. Las dos empresas se han unido para diseñar un concepto que pretende revolucionar el mundo de la fotografía móvil, lo cual pone la calidad Hasselblad al alcance de mucha gente (con un precio aproximado de 300 dólares). True Zoom, además de un potente zoom que hace honor a su nombre, tiene unas características técnicas notables. Pese a que el con- trol se hace desde el software, la cámara aporta un obturador físico. La gestión de los archivos RAW se realiza a través de Phocus, el software libre de Hasselblad. Especificaciones de Hasselblad True Zoom Sensor: CMOS BSI 1/2.3″. Resolución: 12 MP.

 

UN PEQUEÑO GIGANTE

  • La empresa sueca presentó reciente- mente su modelo X1D, la primera cámara sin espejo (mirrorless) de formato medio del mundo, que es también la más compacta dentro de este segmento. La eliminación del espejo no solo ha permitido reducir considerablemente su tamaño, sino que con un peso de 725 gramos se muestra como una cámara totalmente portátil y manejable, lo cual permite su tras- lado a todas partes si uno es un fotógrafo profesional outdoor o un aficionado que puede darse el lujo de adquirir la X1D. Esta fantástica cámara usa un CMOS de 50 megapíxeles de 43,8 × 32,9 milímetros.